La mayor de las juergas

image
Esta mañana me he despertado con una resaca importante. SIn haber probado una gota de alcohol me encuentro como si me hubiera bebido hasta el agua de los floreros. Y es que ayer me corrí la mayor de las juergas. No estaba en una disco, sino en un plató, y en lugar de mis amigos estaba rodeada de colegas de profesión, pero me lo pasé como en una de tantas noches de mis veintitantos que solían acabar con la salida del sol. Lo que sí teníamos era Dj de moda, Kiko Rivera, aunque en lugar de pinchar música repartió estopa a diestro y siniestro. Tras dos semanas de encierro y un par de días en el infierno, Rivera Pantoja Paquirri salió huyendo de Guadalix. “No soporto los gritos y cuchicheos” explicó, a la par que pedía perdón a Olvido Hormigos por dejarse llevar por la mayoría y consentir su aislamiento en la casa. La noche se ponía interesante aunque para mí el momento álgido, cuando me sentí igual que en una ronda de chupitos, fue cuando Kiko descubrió que Belén Esteban le había puesto de vuelta y media, poniendo en su contra a las palmeritas que la cobijan. “No quiero volver a verte en un concierto de mi madre ni que vengas a chuparle el culo a un camerino para hacerte una foto con ella” Temazooooo, subidón, subidón!!! A partir de aquí perdí la noción del tiempo y el espacio. Mis neuronas daban saltos de un tema a otro sin tiempo a asimilar tanto titular junto. Laura se acostaba con todos los amigos de Kiko (menuda máquina la chavala), Irene, la actual novia de Kiko a la que le falta una portada en tetas para ser perfecta, sabe lo de su lío con la brasileña y al parecer le ha perdonado. Como diría Ylenia, Vamonooos a por otro piñón!!!. Por cierto que la chonaca valenciana está que trina porque se ha enterado que Fede dice que su pelo está reseco. ¿Perdona?, debería dar saltos de alegría de que su “chico” haya sido tan magnánimo. Tu pelo no está reseco querida, está MUERTO. No así la calva de Víctor, que es lo más vivo de esa casa. Al menos lo que hay debajo de ella. El cerebrito de Víctor da vueltas y más vueltas como una noria consiguiendo que vivamos enganchados a su próximo delirio. Coman, ejemplo de educación y contención, ayer estalló y llamó a nuestro miniom, viejo y calvo. Los fantasmas de su pasado con Nacho Polo, eternamente joven y con pelo, volvieron a martirizar a Víctor, que vivió otro de los momentos estelares de la noche. Me dieron ganas de llamar a mi madre como antaño y decirle “Mamá, no me esperes a dormir, me quedo a estudiar en casa de Fulanita”. Me lo estaba pasando en grande. Pero el Dj pinchó el último tema, un gran hit manido y quemado pero que siempre funciona para el cierre: “Pido perdón a mis seguidores pero hice lo que pude”. La night llegaba a su fin. No podía ser, necesitaba más. ¿Y ahora dónde seguimos la juerga?, pregunté a mis colegas. Había dos opciones, ir a La Posada o abrir mi Ipad. No lo dudé, y acompañada de mis nuevos mejores amigos de la casa (como diría mi choni Belén Rodríguez), me enchufé al 24 horas y puse rumbo a mi morada. No recuerdo a la hora en la que cerré el ojo, sólo que al despertar me he jurado a mi misma no volver a conectar, al menos hasta después de desayunar. Resacón, resacón!!!!

Comments are closed.